A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 30 de julio de 2009

En un Anhelo Remoto.



Aunque no estés aquí,

Mis ojos llenos están

De ti…que

Vives en mí.


Por las calles voy mirando,

Incluso en la lejanía

Pedazos de vida mía,

Que iluminan tu reflejo

Perdidos…desde muy lejos.


Chocan mis ojos

En el aire…

Con los tuyos en un pronto,

Pero son sueños tan solo

Porque no toco tu rostro.


Otra vez mi soledad

Que guarda tu beso

Con ruido sordo,

Soledad sin apoyo,

Con recuerdo voraz

Que ruge furioso.


No somos...mientras

No estamos…y

En un anhelo remoto,

Los dos nos acompañamos.


En el corazón

Arraiga, solitariamente todo.


Tu voz me acompaña

Como en el agua

En el fondo…

Me retrocede la piel,

El cuerpo se me estremece

Y mi alma permanece

En el todo y en el siempre.


Tu voz que en un soplo

Me agita como a la hierba,

Indefensa en esta tierra,


Tu voz…


Que me lo trae todo,

Trayéndome tus sentidos

Que antes que tuyos…son míos.


Los percibo por la calle,

Los noto por los rincones,

Se mecen entre los árboles

Haciendo más honda…

La intensidad de mi sangre.


7 comentarios:

  1. El amor vive en cada uno, es así de hermoso, cuando se puede sentir suave y dulce, muy bonito poema.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. "Otra vez mi soledad
    Que guarda tu beso
    Con ruido sordo,
    Soledad sin apoyo,
    Con recuerdo voraz
    Que ruge furioso."

    Querida Karol... esta estrofa me ha hecho llorar. Tal vez porque la siento como muy mía...

    Un beso fortísimo.

    ResponderEliminar
  3. la voz de las personas es mágica para mi, supongo que por las frecuencias, las vibraciones...bonito post KaroL_A

    ResponderEliminar
  4. Prueba a mirar a contraluz...

    El verdadero reflejo de la sonrisa, está en la mirada con la que se intenta observar el mundo....

    "Antes que tuyos son mios"

    Ya respiré,
    para que parte del aire que te llegue,
    lo haya filtrado mis pulmones....


    Abrazos.....

    ResponderEliminar
  5. Hay algo que une más allá de la carne... más allá de las miradas... más allá de ls palabras... más allá de los vacíos... más allá de las lágrimas... más allá de los ánhelos... más allá de los susurros... más allá de los lamentos... más allá de la noche... más allá de la luz del día... más allá de lo que fue... más allá de lo que será...

    Hay algo que une más allá de lo habido y por haber... y cuando lo hay, la soledad no existe...

    Es la fuerza del cariño, aquello que nos hace entregarnos sin darnos cuenta y aquello que nos hace recibirnos con alegría... Y es aquello que nos hace uno, como si fueramos dos en compañía.

    Maravillosa poesía, Cinta. Cuando las palabras acarician...

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Gracias amigos, vuestros comentarios me llenan de cariño, se siente eh... un beso a todos.

    ResponderEliminar
  7. Suri siempre encuentras las palabras adecuadas, así es, exactamente como lo dices, y es cierto las palabras acarician.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar

Huellas.