A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 23 de julio de 2009

Soñadora.


El mundo nos recibe
lleno de alambradas,
de espinas y estocadas,
el mundo nos ofrece
un agua envenenada,
pero ahí estás tú,
para beber de un charco de agua clara
que nos defina a cada uno la mirada.

No es fácil mantenerse intacto
ante el tanteo del impacto,
es preciso entregarlo todo
en la tarea encomendada,
se va dando los pasos con cuidado
con un ojo abierto y el otro cerrado,
abierto uno para la desconfianza-por si acaso-
y cerrado el otro para dar algo de larga,
por aquello de la tolerancia…

Luego cuando lo tengas claro
abrir la trampilla de la vida,
y aún sabiendo del porrazo,
lanzarse y dar el salto.

Ah pero mi corazón es soñador
como la copa de un árbol,
cuántas veces me caí desde lo alto
y me vi por el suelo, rodando,
llena de clavos y de dardos,
y siempre, me he levantado,
cargando el hatillo de ilusiones
y dibujando horizontes
a la luz de las estrellas y con el viento cantando…

5 comentarios:

  1. ¿Qué misterios y qué magia tiene la vida para que este continuo caer no nos haga desistir de intentar volar? Porque eso es, en el fondo la vida, un continuo intento de volar, de surcar divinos cielos remotos y mundos de cuento donde el dolor solo sea un invento. Pero el suelo siempre está ahí para recordarnos que le pertenecemos.

    Un extraño viaje este, el de la vida...

    Como siempre, una acertada reflexión y una deleciosa poesía.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. "Ah pero mi corazón es soñador
    como la copa de un árbol,
    cuántas veces me caí desde lo alto
    y me vi por el suelo, rodando,
    llena de clavos y de dardos,
    y siempre, me he levantado,
    cargando el hatillo de ilusiones
    y dibujando horizontes
    a la luz de las estrellas y con el viento cantando…"

    Caminar hasta que se acabe el camino... para hacer un nuevo sendero, hacer del final un inicio. De la derrota una victoria.

    Saludos Karo!

    ResponderEliminar
  3. Veo la manera tan hermosa que escribes y me alegra darme cuenta que cada día escribes mejor, realmente encantadores y bien definidos tus versos. Recibe siempre mis saludos afectuosos. (Ricardo Felipe - Contador de estrellas).

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ricardo mi amigo contador de estrellas y luceros. Un beso.

    Hola Yob, gracias por visitarme otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  5. Eso es voluntad, y la voluntad mueve al mundo amiga, bello texto me ha encantado leerte, buen fin de semana.

    Besos

    ResponderEliminar

Huellas.