A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 8 de julio de 2009

Tras los pasos del amor...



Yo voy tras sus pasos,

recorro el mar,

la tierra trecho a trecho,

el páramo, la estepa palmo a palmo

y la región volcánica del pecho…

y voy posando amor sobre los campos

sembrados de tomillos y romeros,

olivares y naranjos desde el tallo hasta lo alto,

y enciendo la luces abisales

desde el poniente hasta el levante.

Detrás de él va mi sentir

con alegría derramando,

porque al amor, se va cantando,

aunque sea soñado, dulce o amargo,

porque eso si, cuando estás enamorado

distingues el sonido del cántico…

Pero si no, no se puede inyectar amor

a la vena de ningún antebrazo,

se saborea mejor cuando entra por los labios,

sin bloquear su talento…

Cuántas veces te lo dije,

el amor y la pasión, se sirven solos,

sin adulterar,

y no valen las dosis de piedad,

no te quiero… ¿Cuándo te vas a enterar?

5 comentarios:

  1. ~~~~~~

    Bello, Carolina!

    "el amor y la pasión, se sirven solos ...y no valen las dosis de piedad".

    Muy interesante estos versos!
    Utilizar también el mar que está muy cerca de mí. Para mí el mar es la poesía ... y el placer!
    Dime, cómo es el mar del sur? Me muero con la nostalgia del mar en el sur!


    Un beso, Carolina del Sur!

    ~~~~~~

    ResponderEliminar
  2. Hermoso viaje el amor, cuando te piden que lo sigas, cuando aunque no te lo digan y te sonríen para que camines a su lado. "no te quiero… ¿Cuándo te vas a enterar?"... "cuando dejes las palabras a un lado y hablemos sin hablar."

    Saludos Karo.

    ResponderEliminar
  3. Niña!me has encantado,como el cantico de una sirena.

    ResponderEliminar
  4. que me encanto leerte, sobre todo con la dulzura que lo haces, un besito preciosa

    ResponderEliminar
  5. Bello corcel ese al que te subes para recorrer mundo tan deseados como insospechados. Pero es un viaje que bien merece la pena.

    Excelente tu poema...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.