A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

lunes, 31 de agosto de 2009

Para un Poeta Triste.


Siempre hay una lágrima que te rasga la piel, tu corazón de hombre se parte a cada instante, como si el dolor fuese una daga que con el llanto se incrustara dentro.


Yo no me lo puedo creer.


Tu silencio no te ayuda nada, se derrama con las letras en un cómplice papel, es tan inevitable como que la noche sigue al día y no lo puedo ver… como te resignas a la pena.

Es una catarsis para ti eso de ser poeta, dejas en las letras los signos del dolor medidos en cada fibra de tu cuerpo, ¿tanto merece la pena?


A veces pienso que no necesitas una herida para desangrarte, a lo mejor es el cansancio de caminar y caminar sin ver que avanzas, cuando te leo noto las oleadas de tu amargura imparables, es como si mientras más avanzas en el poema, buscaras un pretexto para cansarte y disculpar así tanto cansancio y es que lo que leo en ellos no lo asemejo, no lo concuerdo… aunque es tan hermoso tu sentimiento… a veces creo que el poeta busca en sus letras meter el dedo en la llaga para autodestruirse cuando tiene el alma velada… pero ahora no hablo de los poetas, hablo de ti, que también lo eres, pero es diferente, en qué , pues no lo sé, no sé si hablo contigo o hablo de ti en este escrito, no lo sé bien.


Es como si le dijeras al sufrimiento, no te atrevas a negarme, quédate en mi, como si fueras un tatuaje… y te cobijas a la sombra del dolor, aunque eso te cueste… no sé que te cuesta, eso solo tú lo sabes… pero creo que te empeñas en decir que a tu alrededor no hay sitio para ti… y te dañas y destruyes tus cimientos.


Y yo creo que pasas del arcos iris, del blanco y del negro para sumirte en un monótono y eterno gris… ¿porqué no abres ya tu corazón y dejas salir al dolor?


¿Sabes? Te aconsejo que encuentres el motivo de tus miedos, así podrás decirle adiós a tu amargura. Viaja a tu corazón, sé que el viaje más largo y más difícil es el que hace uno dentro de sí mismo, pero al menos una vez en la vida no hace daño, y nos ayuda.


No te asustes y no vuelvas atrás cuando encuentres alguna que otra banalidad por la que estás dando la vida, un poco más allá encontrarás lo que realmente te la dará. Sé también que encontrarás alguna mordida, sonrisas y alguna que otra fricción, pero hasta eso en el viaje te dará calor, y así inicias la etapa del deshielo, no te olvides de no parar en lo más oscuro, observa y sigue tu camino, es como escalar, hay trazos que son muy duros, pero tu instinto te protegerá.


No te guíes por el desasosiego y la soledad, esta última debe ser tu única compañía para encontrarte a ti mismo y ver las cosas que en verdad te importan, por uno mismo, se viaja siempre solo, cuando salgas seguro que encontrarás a alguien que en el viaje pensarás recuperar, se pierden tantas cosas por descuido…


Si tienes que pagar alguna cuenta en este viaje seguro que la pagarás.


Bueno creo que ahora ya te dejo solo en tu viaje, estoy segura que cuando salgas, será mejor que antes, serás mejor que ayer.

6 comentarios:

  1. Niña, que lindo que le hables así a un poeta que derrama sus versos, que la brisa desparrama y caen en oleadas por el cielo de tu olivo, si es un gran texto para encontrar lo que busca, felicitaciones tu amigo le gustara.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa dedicatoria, siempre tu sensibilidad emociona.

    Cuando comience la época de mi particular deshielo, no me gustaría encontrarme solo. ¿Me das la mano, niña?

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Sabios consejos, Cinta.

    Está uno con su vida y está uno con el resto de lo que es vida. Y está ese continuo buscar el sitio, dentro y fuera, donde acomodarse. Tan difícil... Me quedo tus recomendaciones, que también me viene bien (aunque no sea un poeta -si acaso, un sucedáneo-).

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. me encanto la forma de aconsejar , un besito cielo

    ResponderEliminar
  5. Entre fogones




    Es inusual en my comentar las burbujas del alma
    que en su ebullición traspiran y se mesclan con el éter.
    Prefiero la espera de la mano diestra y paciente
    que hace ciencia entre los fogones.
    Y ser un comensal de la fórmula secreta
    que tu corazón y tu alma cuecen.
    Y allí sentado a tu mesa
    entre blonda blanca de hilo
    al olor de unas flores
    y el perfume de tu cuerpo.
    con un paisaje de trigales
    que derraman unos ojos
    estrellados como soles.
    Beber y comer contigo
    del jarabe de tu alma,
    y alguna gambita de Huelva
    a la acompaña de un pata negra,
    regarlo todo con vino
    afrutado de la tierra
    que tenga el mar en su espita
    y su cuerpo sea de sirena.
    Ligero en su equipaje,
    y que su alcohol no tenga penas.

    Al anexo de tu cuerpo
    nacen palabras cantarinas
    que una vez enharinadas en verso
    son los núcleos de tu simiente.
    minúsculos granos de mostaza
    que en el corazón crecen.
    Haciéndese arboles inmensos
    abrazando el sentimiento.
    Pestiños a la española
    emborrizados de azúcar y canela,
    son tus versos.
    Golondrinas viajeras que anidan en el pocho.
    Maestra en la cocina
    y una gran chef del sentimiento
    yo quiero ser un anfitrión
    o el jardinero de tu huerto.
    Mi querida amiga un fuerte beso



    Firma
    El pinche del friegaplatos

    ResponderEliminar
  6. Gracias amigos, me parece que me habéis dejado sin palabras, un beso.

    Vaya Sinuhe muy lindo el poema, para nunca haber estado en Huelva conoces muy bien las cosas buenas de mi tierra, la gambita, pata negra y el vinito de la tierra, se te olvidaron las fresas... jaja gracias amigo por ese derroche de fantasía y cariño.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Huellas.