A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 6 de octubre de 2009

Lirios Azules.


Ella vio el sol que inundaba las puertas de su casa, supo que estaba a su lado…


Traía un aroma como el agua dulce que no huele a nada, a ratos la inundaba un olor a pino, a madera nueva, sería que aún era reciente su salida del barco donde navegó sin descanso hasta el ocaso…


En su mano izquierda llevaba un ramo de lirios azules y una sonrisa en su boca poderosa, y en la mano derecha, ondeaba un pañuelo blanco al aire en forma de hola o adiós.


Sus labios se movían pero la voz no se le oía…


¿Será cierto eso de que los muertos no hablan?


O es que no se oyen desde allí donde nace el infinito.

3 comentarios:

  1. El pañuelo decía adios... tal vez no eran necesarias más palabras, tal vez los oye quien los quiere oír... tal vez sea imposible... pero realmente, me temo que jamás lo vamos a saber.

    Besos... desde este lado, tu lado.

    ResponderEliminar
  2. ¡Claro que los muertes hablan...! Los vivientes y los que se nos fueron al cielo (o al infierno). Y claro que se les oye mientras impregnemos ojos, labios, oídos y piel, de memoria.

    Pero dicen que el lirio azul trae mensajes de esperanza y alegría. Espero que se así, para todos sin excepción. Buen regalo es ese...

    Gracias por esta bella entrada llena de sentimiento. Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. hola me llamo Tipex, y nos gustaria que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creacion de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se haran comentarios en referencia a tu manera de escribir, atentamente TIPEX,
    http://corazonsimple.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Huellas.