A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 18 de octubre de 2009

Quien eres.


Esta mañana al despertar no apareciste de inmediato como sueles hacer; pero sabía que estabas ahí, agazapado y esperando el momento para empezar a tejer tu enmarañada estela de recuerdos.


Así que decidí esperarte; no sabía si ibas a entrar sigilosamente, como acostumbras, o con las impetuosas oleadas con las que me sorprendes a menudo.


Reconozco que no sirve de nada que intente alejarte de un manotazo porque como un insecto vienes buscando tu alimento en los cajones de la memoria.


No te importa el serio silencio con el que te observo cuando lames la rezumante miel de los placeres muertos o cuando sorbes el fluido de las heridas que no han cicatrizado.


Sabes que tienes a tu favor al cómplice que vive dentro de mí atado como un perro al poste del tiempo, mientras te aplicas día tras día en las labores de una Penélope acosada de pretendientes.


Ese cómplice que soy yo mismo, que te ayuda en tu doméstica tarea de mujer de Ulises es el responsable de toda la obediencia que existe en el mundo, el creador de todos los dioses y solo está a tu favor porque busca una gratificación, un escape que lo libere de la soledad que es su morada.


Y como te he dicho decidí esperarte y prestarte toda mi atención con la imaginación puesta en el ahora; observando como te empeñas en llenar de telarañas nuestras mentes para que no comprendamos lo que nos ocurre en el presente.


¡Solo eres pasado!

3 comentarios:

  1. Hola Karol...

    Debe resultar durísimo que alguien te diga "sólo eres pasado", pero supongo que a veces las cosas no se pueden decir de otra manera.

    Me encanta leerte, me encanta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Davo, qué tal va el finde, espero que muy bien.
    Bueno el pasado tiene nombre propio, se le dice "solo eres pasado al pasado en sí con todo lo que conlleva no a algo en especial, aunque a veces también sea así·
    Gracias por leerme y me alegra que te guste hacerlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras, en este último caso, las mias eran literales, y sí estaban pensadas para no escucharlas.....


    Besos....

    ResponderEliminar

Huellas.