A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 29 de octubre de 2009

Y Yo.

Y Yo,

Yo también estoy pasando una mala racha.

Se me caen las cosas, las rompo, las pierdo,

no las encuentro, ni me encuentro,

y busco la soledad, y no me echo de menos,

no quiero acordarme,

no quiero…

No sé qué se me clava en el alma

contra mi pecho, no lo entiendo,

y hacia dentro me crece,

y me empapa la boca, los ojos, el corazón

y expulso al aire mi beso somnoliento,

el sol viene y se escapa,

y toca el mar, la tierra, el cielo,

y se derrama luego…

como un canto dentro, oscuro y a veces bello,

busco el valle, la cima de los montes

y abrazar otro universo…

escarbo sin tregua en la infinitud que me desborda,

y se hace amarga, alarido, fisura, gemido,

Y yo,

también siento esa inquietud

como un aliento de espuma que levanta el vuelo

para desmenuzar la sensación más honda

la pura transparencia de no saberme.

Será la mala racha,

como un hilo de seda

deshecho entre mis dedos,

pierdo hasta lo que no encuentro…

y me ataca el miedo de perderme yo toda,

por completo… como un ligero viento

desobediente y terco,

será que es frágil el cuenco donde habito,

sensible los adentros... que enajena mi pecho

embelesa mis ojos y no tiene regreso.

Será esta mala racha

como una danza ansiosa,

que me atrapa y me turba

y me roba de los labios el aliento

que he perdido y que no encuentro…

7 comentarios:

  1. al final el viento para, la tempestad amaina, el sol vuelve a brillar y no somos los mismo de antes de la tormenta. Un besito, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya somo dos!

    Yo me encuentro igual...será la melancolía del otoño...

    ResponderEliminar
  3. Será que ya no debemos ir en comunión detrás de lo perdido, sino de lo que deseamos, será que desconocemos o tememos volver a errar, será que nos aturde, nos segrega, nos olvida, nos separa el cuerpo de la sensata esencia.
    Y allí es cuando claudicamos y preferimos endilgarle el destino a la suerte.

    Me sentí plenamente identificada
    Bella entrada!
    Esmeralda

    ResponderEliminar
  4. Y ya somos tres!! jeje, pero como dice una cancion, un huracan no dura toda la mañana, al final sale el sol amiga... y pues heme aqui tratando de cumplir mi palabra, te visitare lo mas seguido que me sea posible, besos...

    ResponderEliminar
  5. Estamos todos asi, aparentemente... pero despues de la tormenta siempre llega la calma...

    ResponderEliminar
  6. Ya pasara, todo pasa y el sol brillara más fuerte para ti, y porque no para todos los que esperamos que se termine la mala racha, buen texto amiga.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Amiga: las malas rachas nos obligan a superarnos y superarlas, nos endurecen, nos hacen más sabios.

    Ahora estás mal, pero mañana saldrá el sol. Y no pienso separarme de tu lado para verlo.

    Besos.

    ResponderEliminar

Huellas.