A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Del Cautiverio Inmenso.


Desde tu cuerpo, de su calor,
Del cautiverio inmenso
De tus brazos… he cerrado los ojos,
He caído en el turbulento mundo de los sueños,
Donde habitas a ratos,
He visto mi silueta dibujada en tus pupilas
Mis labios gozosos abarcando tu sonrisa.
Abandonados a las caricias,
A tus manos ágiles de ternura
Posadas en mi cintura…
En el silencio profundo e invencible
De los sueños,
He parado el reloj, y la noche,
Derrama su piel entre mis sábanas
Y se nutre mi cuerpo de silencio
Enredando las horas
Como una caricia que levanta su vuelo…
Roto por un “vente conmigo allí donde te quiero”,
Fuera del tiempo en que me pierdo
Bebiendo de tu boca y de su cielo…

Fuera, brillan las campanillas a la luz de la luna.

9 comentarios:

  1. Hey otra vez el primer comentario, el sueño y el embriador silencio, un cuerpo y un amor, instrumentos que paran el tiempo, hermosos versos...

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tus sueños no pueden ni deben ser turbulentos, porque tú eres paz, eres ternura, eres amor...

    Ay, amiga... a veces tus palabras me emocionan...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Poemas, amores, sueños, todo es lo mismo, pero eso si, los amores no son sueños, aunque los sueñes...
    Gracias a todos. Un abrazote de osa.

    ResponderEliminar
  4. Otra vez llevándonos de la mano, soñando que sueñas, sueñas a veces que amor es un sueño y no es un sueño. Hermoso amiga, tus versos son caricia y refugio.
    Ricardo Felipe.

    ResponderEliminar
  5. Un poema precioso...para alegrar un día gris...

    ResponderEliminar
  6. Tus sueños son bellos poemas de amor,
    llenos de sentimiento, que leo y disfruto
    como un niño y siempre deseo que se hagan
    realidad, te felicito por tu bello verso.
    un placer leerte

    Que tengas una feliz fin de semana
    un beso
    RMC

    ResponderEliminar
  7. Cuánta pasión en un sueño. El sueño es el escenario de los bellos momentos recordados, o de aquellos que esperamos realizar. Las manos, los cuerpos, las bocas. Los ojos en los ojos. La entrega tan deseada, dulce, caliente, exigente que el sueño nos regala cuando la realidad nos la niega.
    Bello como todos tus poemás, Karol_a

    Mi cariño
    Rorry

    ResponderEliminar
  8. El sueño eleva el amor pero despiertos disfrutamos de ello.

    Un beso grande karol_a

    ResponderEliminar

Huellas.