A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 4 de febrero de 2010

Me quedo contigo.


Desde cuando te estoy esperando,

ni me atrevo a decirlo

por si acaso lo olvido...

Y mira que miro el cielo

por si me cae encima contigo,

y mira que contemplo auroras...

pero chico, ninguna me enamora,

supongo que te hice único

mal hecho... eso de cerrar el pecho. Pero hasta bien me siento.

11 comentarios:

  1. No habrá que seguir esperando más estrellas cuando te has decidido a guardar una en tu alma, eso es sentirse bien contigo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Si lo tienes tan claro, no habría motivo para no sentirse bien.

    Besos en crisis.

    ResponderEliminar
  3. Profundo, pero siéndote sincero, y como podrás leerlo en mis escritos, no soy muy conocedor de este genero literario.

    Pro eso no te puedo dar una opinión critica sobre tus escritos. Solo te puedo expresar mis felicitaciones y mis saludos!

    ResponderEliminar
  4. Tu ya tienes una luz que ilumina tu alma cuídala, que hermoso poema amiga.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola !!! Bueno paso a leerte, aunque sea de vez cuando, me gusta tu forma de escribir, gracias por compartirlo con nosotros, hermosos versos, cuídate, un beso...

    ResponderEliminar
  6. Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
    Ansin soy yo!

    ResponderEliminar
  7. ¿Y cuándo dejamos de esperar? Porque, bien pensado, la vida es una continua espera. Incluso me pregunto si sabemos vivir si no es esperando a alguien o algo. Tal vez sea ésta la sal de la vida: la ilusión de esperar, la cálida acogida, el alivio del reencuentro...

    No sólo es bello tu poema: rezuma serenidad, aceptación y una dulce sensación de placer por vivir. Realmente delicioso...

    Un gran abrazo...

    ResponderEliminar
  8. "... eso de cerrar el pecho"

    Precioso!!! Me gusto.
    Gracias por compartirlo.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  9. Iluminaste mi tarde de domingo con esta hermosa poesía.

    Un placer, como siempre.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. "Pero hasta bien me siento."

    Tenemos una fuerte tendencia a sentirnos bien hasta cuando sufrimos por lejanía. Algo ha hecho, creo que algunas lecturas, que coaliguemos añor con sufrimiento. Extraño ¿no?
    Hermoso poema.
    Abrazos
    Rorry, la Charo

    ResponderEliminar
  11. ~~~~~~

    Hay cosas en la vida que causan un golpe tan profunda que muchas veces no puede haber espacio para otra cicatriz de tamaño similar. Sin embargo creo que nuestro corazón es como una gran mansión llena de puertas y ventanas. Por lo menos tenemos que mantener una ventana abierta, porque el otro lado está el aire que necesitamos para respirar. Un día, a través de esta ventana se puede respirar un poco de aire fresco que ... que tanto necesitamos.

    Un beso vecina Carolina.

    ~~~~~~

    ResponderEliminar

Huellas.