A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 18 de febrero de 2010

Son

¿No son las armas del alma
las más feroces?
¿Y sus heridas
las que más sangran?

7 comentarios:

  1. En dos versos matizo: el fondo del alma es limpia y noble, aunque a veces ese fondo tarda en encontrarse.

    Y en las otras dos concedo un total acierto: no hay heridas más dolorosas que las que hacen su morada en nuestra alma. Tanto que, a veces, nunca llegan a curar.

    Sublime composición, tan dura como deliciosa.

    Todo mi cariño...

    ResponderEliminar
  2. Sicuramente le ferite dell'anima...non ti fnno vvere beeper tutta la vita!!!
    Ciao
    Vito

    ResponderEliminar
  3. Cuando nos golpean en el alma es donde mas lo sentimos, un placer leerte.
    que disfrutes el fin de semana.
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Cuando se te ha herido el alma... se te hiere la vida.
    Un gran acierto poético Caro, una gran verdad tus palabras.

    Como siempre, un gustazo leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que son armas defensivas, y pueden ser muy feroces cuando hay que protegerse ante el dolor.

    Besos (nada feroces)

    ResponderEliminar

Huellas.