A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

lunes, 8 de febrero de 2010

Ve Soñando...



A veces meto el dedo en la llaga
alcanzando su parte más preciada,
tocando mi alma,
deshago su forma en mil pedazos
limpiándola …
Hago inventario, deshago y me deshago
y luego guardo mis tesoros,
poco a poco lo voy cubriendo todo
con la armadura de mujer dura,
y a pesar de ello
oigo como grita el alma,
desgarrada,
Cuando la dejo encerrada
haciéndome oídos sordos.
Pero se le desata la prisa-y no hay modo-
su sonido estridente me reclama …
Se parece a ti
que desde algún cosmos lejano,
de todo te disfrazas y me atrapas
-y yo que lo presentía-
al igual que de mi alma,
de ti también huía …-pero nada-
primero ella se liberta y me alcanza
Y es cuando tú, me abrazas.


Yo sé que estás pensando,
Que yo como luna febril,
Bajo tu cuerpo temblando
Bajaré de mi universo
De los espíritus mansos.

-algún día … ve soñando …

3 comentarios:

  1. Está bien a veces tocar el alma,
    apreciar su verdadera esencia,
    la que disfrazada
    por el miedo a enfrentarse con uno mismo
    la endurece y aparta de su misión autentica
    de darse y recibir dicha y felicidad.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me doy cuenta de que por mucho que me guste el envoltorio, lo que me apasiona -muy por encima de todo- es ese palpitar humano, esa llama que prende e inflama el alma, que empuja y, a veces, arrastra el ánimo. Es la vida humana en todo su recorrido y colorido...

    Me gusta ese contraste de agua fría y agua caliente, de fragilidad y dureza. Y me gusta la forma y me gusta el fondo... se respira aire puro y franqueza.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Reflexivo texto, a veces necesitamos
    sumergirnos en la reflexión,
    que tengas una feliz semana.
    un beso.

    ResponderEliminar

Huellas.