A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 16 de marzo de 2010

Así Te Quiero Amar



Como la lánguida noche que se pierde

Como la brisa suave del mar

Como la lluvia que cae lentamente

Así te quiero amar.

Como el viento que abre sus alas

Como las olas que vienen y van

Como el sol que se oculta en la tarde

Para luego volver a brillar

Así te quiero amar.

Como los rayos de luz que se filtran

De mi ventana por algún cristal

Como las hojas que caen en otoño

Así de natural…como soy yo

Tal cual…así te quiero amar.

10 comentarios:

  1. Amor al natural, como no debería ser de otra forma.

    Besitos, amiga.

    ResponderEliminar
  2. !Ah, que bello, Carol! Como la luna a la noche, como el faro a la mar, como la pena al cantar.

    Sigo tus palabras, "como el sol que se oculta en la tarde para luego volver a brillar" y vuelvo a descubrir en su desnuda sencillez el sublime arte de la poesía. Y más allá el grandioso arte de vivir. Y más allá al ser humano acogiendo el mundo en la palma de su mano.

    ¡De una belleza única y singular! El poema y quien lo escribió...

    Un gran abrazo y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  3. entonces, a ponerlo en práctica....
    que no quede sólo como expresión de deseo y sea un mutuo amor.
    besotes

    ResponderEliminar
  4. Eso es amor, tan inmenso, tan natural.

    Bella entrada!.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. hola!
    te invito a que pases por mi casa
    dejare la puerta entreabierta..
    te dejo un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Asi se ama Karola, asi como lo has escrito
    en tu hermoso verso, te felicito artista.
    que tengas una feliz semana.
    un beso.

    ResponderEliminar
  7. Increible mirada sin maquillar. Estaría mil años devolviendo la mirada.

    ResponderEliminar
  8. Sin prisa, sin desperdicios, sin objeciones ... eso es amor del bueno !!!

    ResponderEliminar
  9. Pues que suerte tiene el receptor de semejantes dádivas....

    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bello, Carol! No cuesta nada volver a pasar, y tenderse a la sombra de tu huerto, y dejarse recrear en este hemroso poema.

    ¡Qué pare el tiempo, que este es un hermoso lugar! Aquí me quedo una vez más.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.