A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

lunes, 22 de marzo de 2010

La Buhardilla


Todas las tardes cuando la ciudad se adormece y además llueve, ella busca refugio en la buhardilla, atraviesa el jardín y acude al calor de aquellas paredes, lo cruza en un vuelo, como si la empujaran todos los vientos y se colaran los aires por los zapatos hasta sus talones.

Allí se siente cómoda, escribe, trabaja, mira por la ventana, recuerda, piensa, se abstrae y de repente... recuerda que esta noche tiene allí una fiestecita, una reunión con sus mejores amigos /as... esos momentos entrañables en que dejamos escapar las risas, hechos de vida y de verdades.

Tuvo poco tiempo pero se puso los zapatos y aún había aire...

Fue estupendo, muy divertido, la existencia en esos momentos es como una fuente llena de sorpresas, hacía tiempo que no lo pasaba tan bien, a veces después de estresarte, sin tiempo ni para lamentarte, abandonas todo lo demás, y hay que darle un aviso al estado emocional o más bien un grito, reír, charlar, comentar, frivolizar, recibir y entregar el cariño de los tuyos, en este caso "llaménse amigos", que sobre el de la familia en otra ocasión será....

Hay momentos que parece todo diferente, y es cuando te apetece detener el universo, cuando florecen todos los jardines del mundo con unas cuantas sonrisas...

Allí estaba Ana, Julia, Mary, Carmen, Sara, y unas cuantas más, estaba Manuel, Paco, José mari, Marco, Alvaro, y otros pocos más... y allí estaba Jadír, como no, imposible pensar que pudiera faltar, la observaba y al verla contenta, su sonrisa brillaba, no sé que artimaña buena lleva Jadír, que consigue una superposición de estados de ánimos, una suma de emociones que se viven como un hecho natural ¡este Jadir es genial!.
Es un libro abierto (hace tiempo que viene observándolo) sus ojos profundos de miel diluída, como un ámbar, reflejan lo que llevan(y hoy lo va a comprobar), él es de pocas palabras, habla más con sus silencios, miradas llenas en soledad, como si estuviera solo mientras lo mira todo... utiliza ese río amarillo que fluye de sus ojos en corrientes del alma...y eso para ella, es hablar.

Solo un mechón suelto de su cabello, a veces le cae sobre la frente proyectando sus sombras, Jadir no tiene de eso... generalmente...

Sus ojos saben transmitir la alegría con fuerza y la tristeza con crudeza...

Sus labios son marcos agradables de trozos de paciencia...

Su sonrisa es armonía, aún estando triste...

Sus manos son cálidas, pero a veces cuando las extiende, ella siente que tiemblan como si fueran pájaros...

Con un estremecimiento sutil, que denotan las ansias de volar y engarzarla a sus alas...

Y a la vez, una evidente necesidad de mantener la calma...

Tiene datos observados, no le queda mucho por comprobar...




7 comentarios:

  1. La vida late y late, late sin cesar. Es como una fuente de agua y de armonias. No hay sed cuando nos dejamos llevar, por muy insaciable que sea nuestra ansia de beber.

    Me emociona hasta conmoverme tu relato -aunque debería decir, tu vida- y tu sensibilidad, esa mágica combinación de fragilidad y fortaleza de la que nacen las preciosas flores de tu jardín.

    Es una verdadera delicia leerte. Tus escritos son como esas golosinas que te hacen desear más y más. No te hagas esperar ¿vale?

    Un abrazo muy fuerte y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. La vida esta llena de vivencias, unas llenas
    de emoción y otras de sentimiento, bonito
    texto, un placer leerte.
    que tengas una feliz semana.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que final más interesante, dejando abiertas las interpretaciones, me gusta.

    Un beso y mil gracias por sus palabras siempre tan generosas. Espero siga por siempre disfrutando de ese espacio polifacético que hoy nos presenta.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa narración.Y si...Jadir resplandece...al menos con destellos de miel.BEsos

    ResponderEliminar
  5. Ojalá cada día sean más esos momentos en los que florecen todos los jardines a base de sonrisas...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por todo vuestro apoyo y por regalarme su tiempo.
    :) es que, no sé qué más decir con todo lo me decís aquí, en serio os digo que me azora muchísimo, no creo merecer tanto elogio.
    Un abrazo a cada uno de vosotros lleno de sincera ternura.

    ResponderEliminar
  7. I tuoi racconti mi fanno sempre tanto pensare e fanno viaggiare la mia mente nei ricordi...tutto molto bello...complimenti Karol!

    Ciao
    Vito

    ResponderEliminar

Huellas.