A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

lunes, 8 de marzo de 2010

No sé que tengo...




Esta noche me roza la tristeza,
Me corre por las venas
Me sacude, me habita, me transita…
He parado el reloj
Y dejo que la luna se derrame en mi almohada
Nutriendo mi piel con silencios profundos,
Se enredan en mis dedos
Entran por mis ojos
Y se hacen dueños de mi yo,
Solo soy silencio… no sé que tengo…
Como hilo de seda recorre el pensamiento
Como aliento de espuma
Levanta su vuelo donde la luna
Envuelta de plata acecha mi inquietud
Mi sola compañera…
Que derrama en las fisuras,
Pizcas de amargura.
Qué tendré esta noche
Que paro los minutos
Tras el cristal vedado de mis ojos cerrados,
Muriéndose hacia dentro,
Como un beso soñoliento en su largo trayecto…
Esta noche, no sé que tengo…
que enajena mi pecho.
Tristeza, límpida luz
que en mis pupilas presa
embargas la mirada,
me quedo dormida en ti
con la sombra de la noche a mis espaldas.

14 comentarios:

  1. No sé qué tengo... que siento tus palabras como si fueran mías.

    Esta noche también llovió en mi almohada...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Karola:

    Lamento de veras que te encuentres triste, por si te sirve de consuelo te diría que disfrutases de ese sentimiento, creo que eres un poco más joven que yo y la juventud tiene de maravillos que las sensaciones y sentimientos se viven con una intensidad que no se vuelve a recuperar a medida que crecemos.

    Muchas gracias por tus palabras, me haces sonreir cuando dices que no entiendes porque estoy solo, yo tampoco lo entiendo ya que comparto contigo la idea de que soy de lo más interesante, jajajaja....

    Son cosas de la vida, algún día, si te pica mucho la curiosidad, te contaré la historia de mi vida, ya verás como no es ni la mitad de interesante de lo que te piensas. Eso sí, tendrás que tomarte por lo menos una cañita.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo...por un momento tuve que parar mi imaginación, conseguiste hacer funcionar tu magia.

    Gracias por compartirlo.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Karol, que belleza la profundidad de este poema que lo sacas con letras del alma muy cerca de tu corazón, bellísimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso verso Karola, muy sentido.
    que tengas una feliz semana.
    un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me gusto tus versos, pero a la vez, me da tristeza porque estas triste amiga mia, pero como siempre tus versos me llenan de un no se que...

    Pasé por aqui, a dejarte mi huella, vuelvo cuando pueda...Besos.

    P.D.: No tienes que disculparte por no poder pasar por mi blog, igual que mi el tiempo es un enemigo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué belleza la de tus últimos versos! Un gran broche para un precioso poema.

    Seguro que, en tu tristeza, se está destilando el néctar de una nueva primera, el maná que alimentará tus sueños, el licor que embriagará tus sentidos y tu espíritu inquieto.

    La vida germina en tu alma, recorre tus manos -se hace verso- y se hace enredadera en tu pecho. Alegría de vivir...

    Un gran abrazo lleno de cariño.

    ResponderEliminar
  8. Ya he contestado a tu pregunta en mi blog. Me ha divertido mucho la consideración. Por cierto menudo chollo de muchachita estás hecha, piano, guitarra, playa y luna.... ¿Sabes?, creo que no estamos demasiado lejos ;)

    Espero que hoy sea un mejor día.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, se me olvidaba, como dijo Hannibal Lecter, quid pro quo señorita, ahora dígame, ¿son suyos los ojos que aparecen en la portada de su blog?

    Un beso again.

    ResponderEliminar
  10. Me punza ese vagar incierto
    que late en las traseras
    de tus cuencas verdes
    Me duele este canto último
    de tu ansiedad redoblando ecos.
    Me enerva la triste figura
    de una de tus lágrimas cayendo,
    y la soledad que aloja tu corazón
    rellenando huecos.
    Alberga tu mejor sonrisa
    a las vicisitudes de la existencia
    y pon confeti en la trayectoria de tu sino.
    Que sea ágape el sin sabor,
    Huracán, volcán y trueno tu alegría.
    Que el tiempo no te duerma en monotonía
    y tus llantos solo te den armonía.
    Porque a un corazón de gacela
    no se le contenta solo con flores,
    sino con lunas y soles,
    y esa brisa marinera
    del mar de tus amores.
    donde se confunden tus ojos
    en la ralladura del horizonte
    que ni siendo mar ni cielo
    si se hace vuelo
    en los gestos de tu nombre
    Gaviota de ojos verdes
    te quiero amiga.
    Vuela como solo tú sabes
    Y te enseño Juan Salvador Gaviota,
    vuela amiga que es tuyo el horizonte.

    ResponderEliminar
  11. Contestando a la pregunta de la entrada he de confesar tras su confesión que lo que tienes son unos ojos preciosos, pero creo que eso no debe ser una novedad para ti.

    Mi amigo, el poeta, conoce a todo el mundo pero no todo el mundo sabe que es poeta y bueno, algo famisillo por estos lares si que es. Lo que si que es es uno de los hallazgos más sorprendentes de esta tierra amarga en la que vivo. Algún día, si la confianza aumenta, le resolveré el enigma.

    Un beso de buenas noches.

    ResponderEliminar
  12. Gracias señor Bogart, bueno, siempre es hermoso oír lo hermoso y nunca es lo mismo, cada vez tiene distintos matices, ¿no?
    bueno pues si, un día me dices donde podré leer al poeta que conoce todo el mundo, y así lo conozco también yo.
    Otro beso de buenas noches, esta noche no llueve en mi ciudad, lleva tres meses lloviendo, en el mes de febrero solo dos días no ha llovido. :) pero me encanta la lluvia... hasta cierto punto y que no me haga germinar por las calles jaja.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Sinuhe por ese poema tan precioso, mucho más precioso que al que has comentado, me ha gustado mucho, ahí queda y lo recibo con todo mi cariño. Un beso amigo.Me lo llevo.

    ResponderEliminar
  14. Esta noche no sé que tengo...
    me inunda la pena en el alma y siento que me grita el llanto de mi pueblo en el oido y me despierta el balbuceo entre las rocas de un bebé que nunca conocerá el calor del beso.
    Esta noche no sé que tengo...
    y una pena me arrastra desde las venas hasta la sangre que se perdió en un mar que ayer fue mi amigo y hoy me ha quitado parte de mi Chile.

    ResponderEliminar

Huellas.