A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

sábado, 21 de agosto de 2010

Decirte...


Decirte que estoy aquí ...

desde un amanecer cualquiera,

cuando la luz inunda las entradas de mis ojos

y mis pestañas abrazan las aristas blandas de tu alma

con esa mirada regalada en primavera

de verde hierba y azul enredadera ...

Decirte ...

que me impregno de aire

buscando tu ausencia

agarrada a mis poemas,

que se hacen agua en el cielo de mi boca

mientras te pienso,

que huelo a cielo, a mar, a tierra,

a horizonte verde , a plata, a infinito,

a sueños, a arena, a vida, a sal

a brisa marinera ...

Decirte ...

que irradian en mi, "toas" las estrellas

en una noche cualquiera,

hasta caer en una honda evanescencia,

que confunde nuestras sombras ...

Decirte,

que sigo ahí envuelta en magia,

en esa visión de loca cuerda

respirando tu nombre hasta saciarme toda

rondando tu alma,

en un amanecer cualquiera ...
sintiendo el pálpito de tu mirada hoguera

que horada mis ojos de gema,

en una noche cualquiera de luna llena,

besada por sensaciones etéreas ...

Decirte,

que si no asomas en el abrir alegre

de mis pestañas, nada es, nada nada ...

o suda el alma llorando lágrimas.
¡que bien que asomas cada mañana!



3 comentarios:

  1. De pronto, no esta de más decirle que hace falta, aunque este presente... Quizá no esta demás expresar nuestros sentimientos... Cuidece bella y gracias por pasar por mi blog :) me gustaría encontrarte mas seguido por estos lados :) Besos Brujos

    ResponderEliminar
  2. PRECIOSO POEMA LLENO DE TIERNAS PALABRAS ME ENCANTO UN SALUDO FUERTE

    ResponderEliminar
  3. Realmente bello... bello hasta el extremo del sentimiento... Bello porque la reivindicación del amor es una de las más hermosas banderas por las que se puede luchar... Y bello porque sabes sacarle palabras, imágenes, magia, misterio, a tan preciosas emociones.

    Dicho queda... Espero, si es posible, que el viento haga llegar esta emotiva misiva a su destinatario, y que se abra una ventana al encuentro que haga innecesario repetir este apasionado mensaje.

    Me alegra que estés por aquí, que hayas vuelto. Me gustaría decir que no te vuelvas a ir, pero supongo que cuando uno nada puede hacer, debe dejar de pedir.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.