A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 20 de septiembre de 2011

Nunca mejor dicho


Este curso no sé si ya dará tiempo, pero el que viene, en este país tan peculiar, donde nada es lo que parece, nuestro presidente tan peculiar también, acaba de inventar un grado nuevo : "Técnico supervisor de nubes", una profesión con futuro con esto del cambio climático...
Pero claro, hay que ser muy bueno, no sea que cuando demos la supervisión como nubes blancas y un sol radiante, nos caigan los 40 días del diluvio y Noé nos arrastre... o nos rescate.
Ya puestos... quien la ha inventado, lucía una sonrisa radiante mientras poco a poco el país se iba al traste...
Al mal tiempo buena cara, que viva el clima y la política... y la ironía...
Lo importante es "colocarse" y si es posible forrarse, y mucho mejor si se hace tumbado en una hamaca observando las nubes a costa del contribuyente... ¡Ole que arte tiene el presidente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.