A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 26 de mayo de 2013

El Maestro

La educación es un bello intercambio, el que enseña y enseña bien, deja una huella imborrable en la historia y el que aprende sabe que los hombres cultivados pueden hacer una  contribucción significativa en la historia y si además, poseen genio creador,  dejan una huella más profunda que los que poseen el talento innato, es más probable que conserven su pensamiento hasta las últimas consecuencias y lo que es muy importante tienen mayor humildad que el no cultivado.
Hay que valorar al maestro, porque la educación es poesía que se hace historia. Quien no valora la educación ni lucha por su mejora siempre será un pobre hombre que estropea un gran puesto.
Viva el maestro, la educación, el progreso y la evolución, no tenemos cuatro patas, ahora ya tenemos dos.
Y el que no enseña ni aprende o pone trabas para el saber, siempre será un esclavo de su poca educación.
No sé si me entienden ... pero digo yo.


viernes, 17 de mayo de 2013

Grandes Hombres


Mi abuelo era muy culto, Profesor, republicano, buena persona  y de izquierdas, y a mucha honra, daba clases incluso jubilado ya, de muchas materias a los chicos del pueblo y además gratis, muchas veces decía: “ Porque conozco el miedo ante tanta maldad dominante criminal y retrógrada extravío mis pasos, pierdo pie, pero no doblo la rodilla, será la dignidad inherente a mi ser humano la que me roe y no me contiene, porque el hueco de las ausencias, aquella libertad que me falta y los derechos que siento no me son otorgados, me nombran y levantan la sombra de lo que soy…
Puedo salir al paso y salgo sin temor a la luz dispuesto a todo y me crezco en el goce de mientras que siga vivo, derrochar  todas mis fuerzas sin medida a la caza de todas las ausencias y capturas de esos instantes que no vivo, a causa de esos tipos que muertos vivos están ciegos de poder y de vicio, porque así, con todos mis latidos en la más alta de las cumbres, me esperan los niños del futuro, esos que no pueden perder el resplandor por ningún motivo”.