A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 26 de junio de 2015

Rachas

Y ahora que 
no despierto sin calendario
ni me encuentro en las puertas de un cielo,
Que voy a hacer conmigo
si ya me di a la fuga
y ni siquiera cojo la pluma 
ni rescato las palabras 
del pulso ondulante de las olas

ni les doy el don del vuelo...
Sin embargo mis manos 
están preñadas de centellas y luceros
tendidas hacia el encuentro
a que les diga Ven Conmigo,
a la senda del poeta.
No sé, serán rachas 
en las que encadeno la luna a mi regazo
y otras,
en las que el tiempo escarba una fractura
y la chispa no engendra...
La pluma es espuma
cuando no prende el abrazo
y a mi me gusta con ella
conocer la risa de las hadas,
sino, mejor dejarla cerrada.
A veces escribir es una bestia delicada,
una pira que se agarra a la cintura,
crepita y te lame fogosa 
las yemas de los dedos 
y te roba tanto tiempo,
que te quema...
pero, No hay barrotes para el fuego.