A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 2 de junio de 2007

Como Si Tú...

Para mis amigos con cariño Juan y Alma y su bebe Raimundo.


Después del envolvente bochorno vespertino

que marzo engendró,

llegó la noche;

recosté mi oído

sobre su vientre

–amada tierra, fértil de sueños-

Cerré los ojos

como esperando escuchar vuelos, ecos, latidos...

En pocos instantes te descubrí

-por primera vez-

pude sentir tu sobre salto prenatal

algunos movimientos de bajo de mi oreja,

como si el vientre de Alma mutara en vida,

como si tú

-amado sueño-

sintieras la presencia de éste feliz hombre.

@Juan Frausto

1 comentario:

  1. Que bello poema y que bello gesto el tuyo.
    Mucha ternura en tus manos.

    ResponderEliminar

Huellas.