A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 8 de enero de 2008

Gerundio.


A veces cuando encuentro

en los sitios dolor y desencanto

me animo a irme lamentando

irme libre sintiendo mi canto,

activando el mecanismo

de mis pies conjugando

el verbo andando.

Pero siempre acabo pensando,

¿porque no sembrar Margaritas

donde hay mucho quebranto?

Al final siempre acabo pensando

que no hay una vida en la alegría

y una no vida en el dolor

sino que todo es vida en el corazón

y en lo profundo del mundo.

Donde hay dolor es terreno sagrado

y nos alienta a enfrentarlo

porque es mucho mejor luchar

como un luchador,

que un indolente sin sentir frío o calor.

Un indolente no siente, ni padece

me quedo pensando a veces

mientras que me voy quedando

el verbo voy conjugando, gerundio,

es andando y perdonando

aunque no olvidando pues eso te va enseñando.

1 comentario:

  1. ...y aquí nos tienes leyendo
    y por ende, disfrutando,
    algunas veces sufriendo
    por lo que nos vas contando,
    otras veces entendiendo
    cosas que te van pasando,
    de cuando te vas cayendo
    o de cuando vas volando;
    ora tus huesos crujiendo,
    ora tu sangre gritando,
    con una mano blandiendo
    tu corazón tiritando
    y con la otra escribiendo
    cuanto estamos esperando
    para seguirte leyendo
    y así seguir ensanchando
    lo que te estamos queriendo.


    BESOS.

    ResponderEliminar

Huellas.