A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 6 de marzo de 2008

Erótico Poeta.

Cuando escribes al deseo

transparentas tu semen

a golpe de bolígrafo,

la tinta se torna blanca

en cada trazo…

y el papel con el que juegas

vuela a ser trampolín

de la conquista,

¿juegas a alquimista del sexo?

Es hermoso crear oro

cuando suspiras y respiras

y te tragas boca adentro,

las letras de su nombre,

revientas la pasión

en cada frase

dibujan las letras

la sonrisa ávida

de tu retina,

como fugaces caricias visuales

lanzadas con mortero

que derriten de las pupilas

el acero…

¡es tan cómplice el deseo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.