A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 10 de julio de 2008

Historia

Monasterio de la Rábida

La Rábida es como una ventana

Abierta siempre a la mar,

Para asomarse y soñar…

La luna sueña de noche

Por los esteros,

Mientras cantan en los barcos,

Los marineros…

La Rábida es un lugar Colombino donde se respira historia, unión y armonía de culturas, es para mi un lugar entrañable, sus jardines, el convento emblemático y a sus alrededores, los pinos, el césped, el puerto, detalles y escudos de países hermanos y las tres carabelas bañándose en la madrugada de los mares del mundo, y las redes que un día los pescadores sacaron plateadas de peces y descubrimientos.

Amar los lugares por lo que significan es convertirlos en una patria, una patria pequeña, como un patio, un lugar, una pared, donde dejas tus cansancios y te sientas a contemplarlos, bajo un limonero, un molino de vientos o un rosal que crece al pie de un pino, con los ojos abiertos a los sueños esperando la aurora venidera.

Ya me siento poco allí, donde sigue la Universidad Iberoamericana, ahora serán otros los que inicien sus estudios, la muchacha, el muchacho, la sonrisa, la canción, la flor, el amor, los ojos mirando, los labios tensos para besar, la mano amiga en la mano, los dedos entre el pelo, la gracia, la palabra, la amistad, la promesa, el gesto, la tristeza, hasta el aliento… todo eso que sigue sentándose en esos lugares por los que pasan nuestras edades, la historia, el transcurrir de los años, hay sitios como la Rábida donde todos tienen asiento, como esas escalinatas y ese césped donde se celebran los festivales de encuentros de culturas, el Festival Iberoamericano, bajo la noche dulce con brisa de sal colombina, que endulza y sala tantas juventudes distintas, que como esa historia se sacude los minutos de los hombros para no sentir que van pasando, pero dejando siempre esa ternura que se ha ido traspasando, hay sitios como este, ¡que cuanto hemos querido¡ mientras escribíamos versos para las bocas ansiosas y rebeldes de los 17 años, sentir limpio, ternura vigilante, ingenuidad nata al borde del jardín florido de la historia…

4 comentarios:

  1. muy fuerte tus palabras......como caiste por mi lado/?

    ResponderEliminar
  2. Yo también quiero conocer....buuuuu...faltó un videito
    :P
    Saludosss

    ResponderEliminar
  3. ¿ Qué poderes podrían impedirme
    buscar la luna en la noche
    para mirarte en ella ?... y verte.
    ¡¡ Vayan sus fuerzas preparando !!
    Manuel.

    ResponderEliminar
  4. ~~~~~~

    Un lugar para medita y vive la nostalgia ! El día que pertenece el pasado.
    Yo aprecio tus textos.(Otra vez!)
    ~~~~~~~~~~~

    Li el 'ladrón de los poemas'. No haz mal ... los poemas son para envía a el viento!

    Abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.