A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 1 de agosto de 2008

Pasiones

Esa pasión eterna entre las sombras

Como un volcán dormido de deseos,

Ansioso de caricias y de besos,

Ha encendido la ardiente llamada de dos cuerpos

Ahíto de caricias contenidas,

Sobreviviendo al recuerdo

De antiguas despedidas.

Cuántos amores pueden desatarse,

Habiendo estado presos

En el mudo latido de otro pecho,

Buscando salir de algún silencio,

Besos , besos, besos…

Delirios que llegan lentamente

Posando sus deseos en el vientre

Que roba la emoción y se trastoca

En la locura de esa piel cuando nos toca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.