A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 23 de septiembre de 2008

Los ojos de entonces.

Cuando no quiero ver, se enganchan mis ojos a la noche tras la cárcel efímera de mis pestañas…
Porque no quise ver, huí del pozo de carbón de mina de tu mirada, con esa libertad con que escapan las lágrimas…
Busqué una ceguera más dulce de un sol nacido en otros ojos, no me preguntes porqué, siempre lo supiste, no cuidaste la confianza…
Aunque alguna vez, miré otros ojos tratando de encontrarte y por los míos se coló la luz formando un arco iris de matices grises, no sonríen, se sienten tristes como un ave agónico…
¿Dónde la mirada?
Aquí, allí…
En todo el horizonte,
Buscándose…
En ese tránsito caminar
Que nos obliga a querernos sin memoria,
Porque ya nunca más,
Nos podremos ver
Si no es con los ojos de entonces…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.