A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 25 de septiembre de 2008

Todos... Nosotros.

A esos seres que abren sus bocas como cuevas sorprendentes para gritar las verdades,
A esos que duermen en la escoria y de pronto se descubren resabiados,
A las palabras afiladas por todos los vientos de todos los tiempos, que son cuchillos para horadar el pecho de los humildes, de los inadaptados, del ojo sabio y de la tabla salvadora de la esperanza,
A los que juzgan sin más, con la incomprensión brotando de sus labios,
A los que hablan desde la oscuridad, a los que pasean su impotencia por el aire,
A los enfermos del alma y de palabra, a los ebrios del ácido de la angustia y de la rabia,
A los que sufren la mala entraña perturbable en condiciones lamentables,
A los que dañan y matan con suavidad tendiéndote las manos,
A los que vociferan, a los que reniegan del verso y del beso que son la envidia de los vivos y los muertos,
A los mediocres de corazón que se retuercen sin remedio,
A los que van violando hasta la flor del campo y el agua de los océanos,
A las termitas que roen el hueso humano,
A los desentendidos de todo, a los mudos a los inhumanos,
A los convencidos de su pureza que no se doblan ante la diversidad y la naturaleza,
A los que no tienen compresión, generosidad y empatía,
A los que utilizan la fuerza y la violencia,
A los que no utilizan la palabra amor, a los que renuncian y no luchan,
A los que por nada tienen respeto, a los que no comparten,
a los abusivos y malintencionados,
a los envidiosos, soberbios, a los perfectos, a los geniales y muchos otros…
vamos a guardar silencio, pensemos, lloremos, riamos, crezcamos, amemos…sobre la tierra y con la vida, en armonía aún con sacrificio pero con alegría… sintiendo la vida… Siendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.