A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 14 de enero de 2009

Buscamos...

Se Busca


Se busca, una paz sin guerra, la refinitiva, no queremos tantos impuestos ni tantas facturas, se busca un trabajo como ese que hicieron crecer y sudar a nuestros padres y que casi todos, están perdiendo antes de jubilarse.
Se busca empresa que no cierre y banco que no gane tanto a costa de sus clientes y pequeños accionistas y ahorradores, esa gente honesta que no te engañe tan descaradamente como las multinacionales… Se busca y necesita urgentemente agua limpia, que no huela a vertidos ni pesticidas y que no tenga sabor ni olor a anuncio con alas, se buscan caminos libres y sabios, sin trampa ni cartón, como dice mi madre, no queremos carteles amenazantes: “Peligro campo de minas”, por ejemplo en una playa de Sudáfrica, y en un inglés del que casi nunca falla…y ese día, según las noticias, le costó una pierna a un niño de 8 años, que ni siquiera sabía leer, ni entendía de esa guerra equivocada, ni quiso salir nunca en las portadas… se busca el respeto aunque solo sea ya el de los niños…
Y así buscamos y buscamos, ayer, hoy y mañana, buscamos lo que ya no hay, algo bueno, que no haya sido tragado por lo malo.

Buscamos el trabajo perdido, el dinero gastado y mal administrado, buscamos comprensión, ayuda, derechos, justicia y muchos más de los que deseáramos buscan pan, buscamos muchas cosas, y también a algunas personas, por ejemplo a ese terrorista que mata y se estará riendo, se busca diputado que ocupe algún asiento en el congreso…
Y buscamos, buscamos antídotos ante tanto veneno malo, buscamos esa mano por fin que venga desinteresada a ayudarnos, buscamos un abrazo mundial, global, no de sólo unos cuántos, buscamos confianza, honestidad en la que descansarnos, vivir o sobrevivir dignamente, o quizá a fuerza de tanto buscar encontremos esa gota que rebosa el vaso, y húmeda la palabra diga: hasta aquí hemos llegado, habrá que hacer algo, como dice un chico que leo en su blog, alguien está a punto de apretar un botón y puede que sea el equivocado… ¿Algún voluntario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.