A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 18 de marzo de 2009

Aquí


Aquí me tienes
con los ojos desnudos,
ignorando las palabras que lastiman,
con la misma suavidad de mi partida,
no recuerdo si he vivido dos siglos
o dos minutos sobre tu pecho latiente,
pero no es necesario que me lo recuerdes,
no quiero aplicar la boca
a lo ya irremediable,
prefiero levantar mi pecho ya de ti,
ignorante,
ya pasó la sangre por el corazón
y la sonrisa se entreabre,
ya empapé de plomo
mis ojos
y de oscuridad al sueño,
ya soplé un olvido
sobre mi pecho sereno,
todo lo encerré sobre un verso
sin sonido,
ni es mi hora la prisa
no siento el anhelo
es como si nada valiese el vuelo,
mi boca besa lo que muere
y lo acepto,
y la piel misma de mis labios
es la del viento,
quédate tú con las cosas
con las cosas “ nuestras”
que yo me iré
donde la noche quiera,
allí donde mis sueños,
se aligeran y se pueblan.

3 comentarios:

  1. Ya lo ha dicho Rubén... "¡Qué triste! ¡Qué bello!" Y a mi se me agotaron las palabras y se me fundió el sentimiento...

    ResponderEliminar
  2. ~~~~~~

    ...yo me iré donde la noche quiera,
    allí donde mis sueños,se aligeran y se pueblan...

    Estos sentimientos son la razón para vivir.

    Un beso amiga Carolina.

    ~~~~~~

    ResponderEliminar

Huellas.