A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 8 de marzo de 2009

Risa Espontánea.


El otro te día te vi y parecías un invierno en plena primavera, la tormenta la llevabas en la amplitud de las ojeras, parecías no estar bien- nos miramos tú y yo- donde hay tanta gente la mirada se extiende con rutina- esa que no ve pero que mira- al menos la mía, la tuya… la tuya no era tal, más bien parecía buscar- estoy segura- porque en tu mirada cuando encontró lo que buscaba, leí un alivio para tus garras – plaf- me sentí cazada. Cuando vas a entender que hay caminos inescrutables a los que no puedes acceder aunque lo intentes una y otra y otra vez…como de hecho lo intentas y nunca lo dejaste de hacer.
Yo pensé de inmediato qué podrías esta vez traer, para intentar retenerme.
Pero nunca me lo imaginé, esto vez fue la primera vez. Confieso que dudé pero no pude evitar temer.
Yo estaba con unas amigas y casi a la vez, una de ellas, dijo algo ocurrente que no pude evitar reírme estruendosamente.
Tú te acercaste y lo primero que me dijiste cuando me hablaste fue como viste esa risa, no como era, de esta manera:” Que me gusta tu risa, te ríes como nunca, como si acabaras de inventar tú la risa, sin darte cuenta que para otros les está explotando en pleno rostro, mientras tú te ríes con la fuerza de reír desde dentro, como quien nunca ha tenido dolor, menos mal que te conozco, sino pensaría que lo haces a propósito, desde luego estás perfecta, para mi no tienes competencia- tengo que hablar contigo-“
Me quedé muerta, confusa, como un bebé que se despierta después de un sueño que le cortan, cuando reaccioné corrí un tupido velo sobre tu texto y te dije: “¿hablar aquí?, y nos fuimos fuera a la terraza.
Empezaste tú, que si no lo hicieras se te olvidara el texto del segundo acto.
“¿Sabes? hay gente que se va, que se queda, que gana o que pierde, que olvida, que siente dolor y se le pasa, en cambio yo siempre me quedo en medio, en medio, y es una losa la cosa, no tengo motivos, mi vida es una novela que se interrumpe en mitad de la historia. Y yo así no quiero vivir, ya me aburre desarrollarla, y dudo si seguir y terminarla o acabar con ella, estoy como en un juego de Rolls, no llego al nivel y ya me cansa. “
-Pero a mi me gustan mucho los poemas, y no sé hacerlos- podrías enseñarme, aprender y aficionarme, así encontraría un motivo para llenarme- ya sé que escribo bien la prosa, pero a lo mejor me sienta bien cambiar de estilo, cambiarme el disco duro, la poesía llena el alma, como tú la llevas llena, y haber si yo así la lleno- ¿Porqué no vuelves conmigo?
¡Lo sabía, fue otro truco más en tu pesada manía, o cuando ya no puedes más con la agonía, vas y me buscas y si me encuentras pretendes que también sea mía! ¡Qué chantajista! Creo que el recuerdo te viene cuando estás fastidiado, tú dirías que cuando estás jodido, no te engañes a ti mismo.
Oye Doc, Tú haces daño, exprimes, destrozas las cosas, como si pudieras hacer eterno lo que quizá amas, y por esa misma razón crees que siempre lo tendrás, pero eso no es valorar, siempre hay una acción reacción… y luego vas y lloras, mendigando amor, y cuando lo pierdes corres a ello, es una cuestión de tiempo y de medida, hasta que los ojos otros, dejan de ser ciegos, y ven… Pero si tú lo sabes, a diario salvas vidas, no te falta humanidad ni sensibilidad. No te plantees acabar con la novela, es mucho mejor que la sigas, así podrás saber, si a lo largo de ella, este es tu eterno comienzo, o realmente serás capaz de cuidar y valorar a lo largo de ella, lo que importa en la vida… -que cuando perdiste esa virtud que un día tuviste- ah, no lo sé, tú sabrás. Es mi consejo, un día yo, en el comienzo de todo, fui tu amiga…
Qué porqué estoy tan llena- me preguntas- porque hago cosas, por mí y por los demás, porque escribo, porque sueño, porque espero, porque siento, porque pienso, porque imagino otro estado de las cosas y me hacen vibrar, aunque sean imposibles que no se puedan lograr, y a lo mejor es el estado ideal. Por eso es tan vital terminar la historia y no acabar, aunque te parezca lo mismo, no es igual.
Por eso mi risa espontánea como si fuese yo quien la inventara.

4 comentarios:

  1. Estas palabras tuyas me saben a gloría, a canto coral de ángeles y trompetines:

    "Qué porqué estoy tan llena- me preguntas- porque hago cosas, por mí y por los demás, porque escribo, porque sueño, porque espero, porque siento, porque pienso, porque imagino otro estado de las cosas y me hacen vibrar, aunque sean imposibles que no se puedan lograr, y a lo mejor es el estado ideal."

    ¿Te das cuenta de que es toda una declaración de principios...? Es una maravillosa declaración de principios, llena de frescura y autenticidad. Es una declaración de principios que sirve para lo que valen estas cosas: para vivir sanamente.

    Precioso colofón a tu texto que alegraría cualquier texto...

    Curioso paralelismo con el post que acabo de publicar. ¿Se nos acompasa el paso...?

    Gracias alma amiga. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Desde mi blog: Reflexiones al desnudo


    Ese párrafo que cita Suri también me llegó. Es vivir, es la vida misma explayada en el sentir con todos los sentidos puestos.

    Un abrazo con los afectos de siempre!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Suri, supongo que es una declaración de principios, una parte de mis principios a los que guardo fidelidad.
    Un beso.

    Gracias Isis, me alegra que te gustara, aunque leyéndote me hice pequeñita, tanto que me enconjí en mi silla, en serio escribes y sientes divino, estaré leyéndote.
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  4. Perdón quise decir Lully. :)
    gracias por visitarme.

    ResponderEliminar

Huellas.