A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

sábado, 25 de abril de 2009

Gavilan Y Paloma.



Me cuentas que
nada ha cambiado en mi ausencia,
que aún se conserva en tu puerta
el contraste de verdes y dorados
cuando la mirada del sol y mis ojos
se encuentran…

Que cada mañana,
ansias abrir esa puerta
y que te alimentas con ese olor
a romero y canela,
que todo lo impregna.

Hace ya tiempo,
no sé porque lo recuerdas, No esperes que vuelva…

Que el Jazmín y la Yerbabuena,
explotan su aroma en tu terraza
cuando la luces se apagan y reina la ausencia,
y que cuentas estrellas,
buscando la calma, bajo la luna llena.

Ya no es Tiempo,
No esperes que corte mis alas, ni mires al cielo,
pidiendo un milagro…no lo hagas.

Rápidas volaban las tuyas
mientras crecían las mías,
cuando tus alas fueron cansadas,
yo ya volaba…
y me olvidé del camino de vuelta
que me lleva a tu casa, verde y dorada.

No caíste que tu astucia y eficacia,
precisión a mi me prestaban,
entonces, te vi siendo Gavilán ,
siendo yo paloma.

Y ahora,
se te agotan las fuerzas
para despegar, y alcanzar, ese tanto y cuanto que quisiste volar…
No esperes que sea la protagonista
de este cuento de hojas amarillas,
ni que mire en el espejo, el reflejo de tu fracaso.

No me tires los dardos,
que por los rincones tienes derramados,
No pienso ser blanco…
Tú hablas y hablas, no sientes el silencio,
y no es que yo me calle… es que no hablo,
y abandono la cordura con esos portazos,
que yo nunca di…
ahora vuelo sola, sin equipaje que me ate
ni palabra de amor que mi vuelo pare,
Quizá ya no me queden lágrimas,
ni temores, ni dudas, pero tampoco amor
y desnuda estoy de razones…

Mis alas creciendo torpes
hoy se han vestido de gala,
y mis ojos ya no miran al sol
en tu puerta verde y dorada…
esta noche yo con la luna,
vendré a lavarla…

Un repentino chorro de luz solar,
me ha cegado los ojos y contemplo tu casa
desde la misma galaxia- tanta distancia-
reconozco que fue un viaje,
largo, costoso y amargo,
por eso yo ya no bajo.

El sol dejará en tu puerta
dorados reflejos, pero yo no verdeo…
El Jazmín y la Yerbabuena,
deja que crezcan en tu terraza
y que inunden de aromas
toda tu casa- son cosas buenas-
mientras, yo miro como brillan… mis alas nuevas.

6 comentarios:

  1. Karol_a solo puedo decirte que sabes narrar hasta bien el verso, que versas mientras narras, y es un estilo bastante particular, ya si leo tus poemas sin saber si son tuyos, creo que te reconocería, es muy bello y está bien hecho. De todo lo posible y lo imposible.

    ResponderEliminar
  2. Gracias posibilidad, eres muy amable.
    Un abrazo. :)

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado, como todo lo anterioro escrito por ti. Mi incanzable admiración se vuelve versos a mis ojos al visitar tu blog, me he bañado con tu sentir.
    besos desde la nostalgica remembranzas de los dolores, se quiebra lo amargo y nace la fantasia. Gracias por compartir

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Pablo, me alegro de verte por aquí, gracias por tus palabras, te debo una visita o dos o tres, :) un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Bello! ¡Bellísimo...! Pero difícil viaje ha sido recorrer hoy tu palabra, esa que por querer describir el sentimiento, parecía estar intentando domar a un potro joven y salvaje. Y es que el sentir crea sus propios mundos, tiene sus propias reglas y vive sus propias experiencias... enriquecedoras como siempre.

    Un placer leerte, una vez más. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias mi buen amigo Suri, el mundo de las letras a veces se pone rebelde como un potrillo al que hay que domar para que todo vaya en su lugar, al final reina el sentimiento sea cual fuere que quieras plasmar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.