A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 2 de agosto de 2009

Jadír.


Ayer vi a Jadír, bueno mejor dicho, él me vio a mi, pues cuando quiere verme sabe encontrarme, conoce cada uno de los sitios por donde me muevo.

Él dice cuando me extraño por eso, que para él es algo normal, que hay situaciones que se producen sin que podamos evitarlas, lo contrario sería como querer parar la lluvia o como convertir los acantilados del mar en un jardín con solo una mirada…

Jadír es un maestro en pasar desapercibido, cuando le ves-por fin-, puede llevar horas mirándote, anoche en el concierto, alargué la mirada y estaba allí, no pude evitar la percepción de mi pequeñez bajo su profunda mirada, levanté la mano en gesto de saludo y caminó en medio del bullicio para aparecer a mi lado, me resulta grata su compañía y siempre hay ternura en sus ojos cuando me contempla con esa sonrisa leve en los labios diciéndome protector “que está ahí”.

Jadír irradia una paz desmesurada, que creo que ha sido adquirida desde su interior apaciguando guerras, una encaja con la otra, no hay paz si antes no hubo alguna guerra.

Pero creo que Jadír tiene aún su historia incompleta, en sus silencios arrastra algunas sombras, una parte de él está siempre en alerta.

A veces su mirada dice que es capaz de construir una presencia, de tan intensa, con muchos vientos y muchos mares en sus adentros…

Luego cierra los ojos y su ternura tiene un aire ausente de materia que se escapa…

-Hola Princesa. ¿Te gustaría charlar un rato?

-Claro que sí Fakir. ¡Cómo no!

-Lo has dicho tan susurrante que apenas te oí entre tanta gente, creo que más bien lo intuí…

-Recuerda Princesa que los deseos dichos en voz alta, no se suelen cumplir, se los lleva el viento-dijo-

Él es así, siempre suelta algo para que mis escritos sobre él, terminen así- este Jadír-

4 comentarios:

  1. Me ha gustado, siempre hay un mensaje,
    pero, yo si le grito al Viento, para que se lo lleve de mi parte, el viento me comprende, y actúa....


    Abrazos....

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, me h gustado mucho esta entrada.

    ResponderEliminar
  3. Un amigo..es un regalo que proporciona el cielo
    mantenerlo para siempre..y viajar en el cosmos.
    ..es el fin
    abrazos de eternidad

    ResponderEliminar
  4. En la vida hay complicidades que están ahí sin que uno sepa por qué razón. Parece como si vinieran de una vida anterior o de otra realidad distinta.

    En esas complicidades... en esos complementos mágicos... reposamos nuestras inquietudes y nuestros miedos... y celebramos nuestras alegrías y nuestros éxitos...

    Realmente somos nosotros mismos, pero con otros nombres, con otra piel pero con la misma llama en el pecho...

    Belleza... siempre belleza. Gracias por ella.

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar

Huellas.