A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 29 de agosto de 2009

Vente Poeta.


¿Dónde vas poeta?


A bañar el alma

Al llegar la aurora

Y perderme en los albores

Donde ella mora.

Y mar adentro…


Navegar con ella en mis tormentos

Y entre sentidos mareas y viento,

Apaciguarla en un buen puerto.


¿Donde está tu alma poeta?


Donde nace el río,

Donde se abre la aurora a la mañana,

Donde reina el derroche y el desvarío,

Donde no hablan palabras vanas.


¿Quién va contigo?


Van mis sentidos,

mi paz, mi guerra mis amoríos,

mis risas con su alegría,

mis penas con sus dolores,

mi algarabía y mis temores.


Cada vez más lejos Poeta.

Tal gaviota surcando el cielo

que llevas dentro,

Según se mire lejos o cerca.


Allí donde las auras crezcan,

Donde las palabras son el silencio,

Parece que estás cerca…

Y que lejos te encuentras.


Allí el sueño se duerme.

Las sombras caminan desnudas,

A veces el cansancio te puede

La luz todo lo invade,

Las penas las hace menudas

Y el andar incansable.


Así eres tú poeta,

como ese cóndor

llamado magia.


¿Vendrás conmigo a conocer el alma?


Esa lluvia como tu vuelo,

lluvia que cae y trae los sueños…

vente poeta, por la senda del alma.

7 comentarios:

  1. ¿Me enseñas esa senda?

    Quisiera cerrar los ojos y volar lejos, allí donde las palabras sin silencios, donde la lluvia trae sueños... y no despertar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Galicia maravilla, en tu tierra los hay preciosos y llenos de magia y de miestrio, la foto es de un camino entre árboles cercano a mi ciudad Andaluza.
    El sendero del poema no se puede expresar con fotos, solo sentirlo e imaginarlo.
    Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  3. Hola Davo.
    Los que caminamos por la senda,
    somos muchos y variopintos,
    aunque somos iguales en lo que llevamos por ella, pero cada uno
    se traza su propia senda...
    Busca y encuentra.
    UN beso

    ResponderEliminar
  4. Caminos en la misma dirección pero por distintas sendas, usamos las mismas palabras pero formamos con ellas distintos poemas. El llamado al poeta mucha veces es conversar con uno mismo y hacerlo despertar del letargo... escribir y ser poeta en el silencio.

    Saludos karola!¡!

    ResponderEliminar
  5. Hay un verso que se me ha clavado dentro: "Y el andar incansable" Y al leerlo he sentido cansancio, creo que mucho cansancio.

    Y, sin embargo, el empeño redobla el esfuerzo. ¿Por qué...? Porque renunciar es morir. Y yo quiero morir en el intento, que es triste morir en el abandono.

    Además, si seguir caminando es encontrarse joyas como la que has dejado aquí, el camino torna amables los recodos del destino.

    Un gran abrazo, poeta (que poetisa me suena una miaja cursi...)

    ResponderEliminar
  6. Hola mi amigo, muchas gracias , esa "miaja" me ha hecho sonreír, mucho más que "una Miaja".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Huellas.