A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

sábado, 17 de octubre de 2009

Pero qué Tonto...

¡Qué tonto eres¡

Nunca me sorprendiste tanto como ahora.

Has querido atrapar el huracán entre tus manos,

Llenas de soberbia.

La primera frase lo dice:

Estás inválido de razón

Y tu cerebro, sobre esa silla de rueda es nada;

Y ve pasar la vida impotente y absurdo;

Desmembrado como una granada abierta,

Ensimismado con verdes limones y amargos sistemas

De inmateriales estructuras y opacos enlaces.

¿Cómo quieres dominar la parte más pura de lo sensible,

Esa invención indudable y exacta del hombre puro de razón?

¡Si tienes atrofiadas todas las conexiones

Entre los espacios y los tiempos evidentes ¡

Si te quedas turbio muchas veces

Entre esas deducciones frágiles que pretendes

Y de pronto,

Los espacios tiempos

Se te desvanecen como devorados por una estática inexistencia.

No sé que intentas…

¿Hundir tu sinrazón en lo que para ti es inusual?

¿luchar?... ¿tú?

¡ Si eres microscópico mosquito

Que desea alimentarse de la sangre enésima

De una mastodóntica diosa… y no tienes trompa ¡

¡qué tonto eres… ¡qué tonto eres¡

6 comentarios:

  1. ¿Quién es el objeto de semejante adjetivo con guarnición?

    ¿No seré yo? jejejj

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jaja hola buscador, nooo como dices eso, por supuesto que no eres tu. A qué te llevará esa suposición... jeje.
    Gracias por visitarme, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por fiiiinnn..!!! una poeta sin típicos topicazos ni ñoñeces!!!

    Me quedo me quedo ojazos!!

    Buen finde

    ResponderEliminar
  4. Qué manera tan intersante de definir la "tontez"!!!! Yo siempre me he considerad un poquito tonto... pero no lo había visto desde este punto de vista, jajaja.

    Besos, mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Hola Carla muchas gracias por tu compañía, es grata. un besito.

    Davo amigo, ¿ú tonto? anda yaaaaa, tú lo que sí eres una gran persona, un beso, gracias por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  6. Karol..¡Oh Karol! Sintiendo la vida siendo frágil, usted siempre me inunda de versos emocionados y gritos en mi silencio.
    Hermosísimo poema como todo lo que sale de tus honduras.
    Ricardo Felipe
    Contador de estrellas

    ResponderEliminar

Huellas.