A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El silencio Suena


Yo quisiera mil entradas diarias, mil escritos, o uno cada día, aunque no es mucho...

Una salida diaria de soles y lunas, de tierra y de tiempos, de días como mundos.

Venía cada tarde con la mirada eterna e inquietante, y alguna vez me reconocieron el genio en la palabra y el azúcar en los labios.

Subía a pedales el puerto de sentimientos y bajaba despeñada, hablaba del amor, de la amistad, del desengaño, de la muerte, de la rosa y de su espina, y todo con la vida.

Traía en las manos fuentes de sueños, de trigos y azahares y pinos verdes ... eso, era antes...

En un solo día, mis manos se quedaron quietas y en una sola noche me llovían tantas notas como letras para luchar contra la dureza del cartón piedra, contra el dolor del desperdicio.

Y aquí vengo a dejar dormidos mis sueños, me voy y luego vuelvo...

Pero hoy, he encontrado un poema dentro, como si yo fuera poeta ¡Qué osadía!

Y aún sé sembrar de uvas mi boca, de magia mis manos , y mis ojos de fantasía, aún se descorcha mi alma que estalla en burbujas cada mañana...

Quizá algún día, de esos que nacen en la bajamar de Diciembre, lleno de manzanas, pueda tener la opción de quedarme aquí más tiempo acurrucada, como si no hubiera más que un mundo de hadas.

Qizá algún día, cualquier noche o alguna mañana, vuelva de nuevo, porque el silencio suena en esta casa, el rincón de mis palabras.

12 comentarios:

  1. Sempre storie molto suggestive e interesanti...complimenti per le tue parole!

    ciao
    Vito

    ResponderEliminar
  2. mmmmmm!!! el silencio a veces es otra forma de comunicarnos, pero prefiero ver tus palabras plasmadas en los escritos que me encantan cuando los publicas.
    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga... mis ausencias son casi eternas... pero a mi modo, siempre estoy.

    "...alguna vez me reconocieron el genio en la palabra y el azúcar en los labios...". No dudo ni lo uno ni lo otro. Tienes magia y dulzura, tienes un don, y lo sabes... y lo sabemos muchas personas... y es un placer haberme cruzado contigo en este mundillo.

    Un beso IN.MEN.SO

    P.D. Perdí tu número y tu mail... :(((

    ResponderEliminar
  4. Karola
    A veces son tantas las palabras, las ideas que bullen en nosotros que nos llevan al silencio. Es difícil expresarlas pues una con otra se contraponene, se anulan, se opacan. Hay tanto para expresar, pero su multiplicidad nos incapacita.Y eso nos lleva al silencio. Y nos rebelamos, luchamos contra el silencio, cuando quizás deberíamos entregarnos a él hasta que se ordenen las ideas, las palabras y canten su propia melodía.
    Hermoso trabajo que tocó zonas dormidas en mí.
    Un abrazo
    Rorry

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué maravillosos días! ¡Qué emocionantes recuerdos! Aún recuerdo, en otros tiempos, cuando con poco tiempo -pero más y mejor que ahora- no podía seguir el ritmo con el que cubrías de dorados destellos este santo lugar que es tu casa.

    Recuerdo que cada día me sorprendías más que el anterior, que tu fuerza y tu energía eran inagotables. O, por lo menos, a mi me lo parecían. ¡Cuánto se te echa de menos, Cinta!

    ¿Sabes? No tengo ninguna duda de que podrías volver a regar tus campos con agua y vino cuando quisieras, tan solo dejando libre ese hermoso espíritu rebelde e impulsivo que llevas dentro.

    Realmente bello lo que escribes. Y, como siempre digo, tan solo es un tenue reflejo de la preciosa emoción que llevas dentro. Belleza en estado puro.

    Te echo de menos querida amiga. ¿Cuántas veces deberemos olvidar... para no olvidarnos?

    ResponderEliminar
  6. OHHHH!!!! un silencio muy particular.
    te dejo besos y deseos de volverte a ver pronto.

    te traje un poema de regalo

    Yo no lo sé de cierto
    Yo no lo sé de cierto, pero supongo
    que una mujer y un hombre
    algún día se quieren,
    se van quedando solos poco a poco,
    algo en su corazón les dice que están solos,
    solos sobre la tierra se penetran,
    se van matando el uno al otro.

    Todo se hace en silencio. Como
    se hace la luz dentro del ojo.
    El amor une cuerpos.
    En silencio se van llenando el uno al otro.

    Cualquier día despiertan, sobre brazos;
    piensan entonces que lo saben todo.
    Se ven desnudos y lo saben todo.

    (Yo no lo sé de cierto. Lo supongo)

    Jaime Sabines

    ResponderEliminar
  7. BBBuenoooo...ha merecido la pena esta espera de lectura...magnífico post y rematado de manera inmejorable..."porque el silencio suena en esta casa, el rincón de mis palabras. Y merecerá la pena esperar por tus palabras el tiempo que haga falta...que aqui en tu rincon, te esperaremos....no te apures...y si necesitan alas...nosotros te las cedemos...lucha por vivir feliz...es nuestra unica meta en la vida....besos

    ResponderEliminar
  8. Simplemente gracias. Se te echa de menos.

    ¿Sabías que la belleza no tiene precio? Por eso hacemos lo que hacemos...

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Aunque el silencio siga sonando en esa casa, te dejo un cálido abrazo y
    Te invito a visitar mi nuevo proyecto en:

    www.porpropioimpulso.com.ar

    ResponderEliminar
  10. ¡Toc! ¡Toc! ¡Toc! ¡Toc! ¡Toc! ¡Toc!

    ¿Hay alguien ahíííííí?

    ¡Venga, Cinta! 'Qué se te echa de menos...! ¿Cuándo te vamos a tener de vuelta? Un correito, al menos... :)) Por favorrrrrrr.....

    Un gran abrazo y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos queridos amigos, lamento no poder estar aquí como antes, pero os echo de menos y espero volver, os mando un beso desde mi corazón. Gracias Feliz Navidad a todos.

    ResponderEliminar

Huellas.