A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

miércoles, 5 de junio de 2013

No hay jaulas, no hay barrotes...



Nada nuevo?
y bueno?
Tampoco?
Se espera tal como esperan los huecos
 rellenarse de primavera
de direcciones, de rumbos,
de  canciones, de sonrisas,
como un  manojo de sueños en
un nudo de oráculos…

Y sin embargo, aquí estamos
En el deleznable vuelo del tiempo,
Disfrazados de mariposa
De vientos y soles
De auroras y  noches
En un mundo de silencios.
.
Parece todo tan sencillo

En el preciso momento, en que lo pienso,
Un cosmos de sueño atraviesa mi ojos,
Me deja dormida
Bajo el influjo de una lluvia de estrellas
Todo duerme  y el poema que caía como falda
Se posa en mis manos llenándolo todo de paz y sosiego…

Si acaso hubiera algún que otro sueño, mientras duermo,
Mañana te lo cuento
Aunque sueños de ojos abiertos los tengo a cientos.

No hay jaula para el sueño, no hay barrotes
Que puedan retener su rebelión, la que desborda todo cauce
Sin amos, sin planos ni estrategias
Para calmar la sed, para colmar el pan
O para sembrar lo profundo  resonando por dentro, resonando
Allí están los sueños…
Soñar, soñar, quebrar el astrolabio
Para determinar  la posición
 y el movimiento de los astros
cuando no hacemos pie, y necesitamos aire fresco
y escalar la rosa de los vientos,
alzarse en las alturas cantar en los espacios… soñar, eso sí podemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.