A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

FELIZ NAVIDAD

FELIZ NAVIDAD
A MIS QUERIDOS Y RECORDADOS AMIGOS Y A QUIENES PASEN POR AQUÍ.

jueves, 31 de octubre de 2013

Que no nos quiten Lo Bailaooo

Que guayyyy...
Quien se apunta a bailar así bajo la lluvia...Yo síiii

jueves, 17 de octubre de 2013

Gotas en la garganta


Y yo pienso y digo y me pregunto
Porqué tú tan joven aún y tan poco conocedora de la necesidad en nada, tú que te lo dieron todo hecho y aún ahora,  eres tantas mujeres en una, como si hubieras vagado por el mundo desde la primera tierra y el primer transeúnte,, como si en realidad conocieras la miseria y su acérrimo aliento, como si conocieras todos los descensos, confieso que no te entiendo…
Y no lo entiendo porque aún no conoces el infierno ni le has gritado hasta quedarte afónica a la peor de las fracturas, no, no conoces aún nada de eso y sé que como el mundo es mundo, lo conocerás alguna vez, pero deseo que no sea demasiado prieto tu conocimiento, espero que no te ahogues demasiado  en sus ríos de cianuro, eso espero.
Solo eres dulce manojito de vientos que a veces tiembla y otras arde sin demasiadas catástrofes, aunque sea que te hayas metido en algunas guerras y muchos frentes…
No tengas prisa, llegarán las oscuras golondrinas a tu balcón y te dejarán la belleza de los árboles después de llevarse tu lágrima impotente.
Tú conoces la música y en ella incrustas tus propias melodías,  sabrás entonces prender corcheas de la lágrima alojada en tu garganta , esa que te embarga, y eso es jugar con ventaja, al menos no conoces con exactitud los blues tristes de los cipreses.
Espero que al menos si estás envuelta en esas gotas, le añadas la elegancia positiva de un acorde abandonado de otros tiempos y la rocíes de magia.
Acaso sea cierto que no hay sed suficiente para beberse las cenizas de todos los imperios conquistados, porque aún arden y arderán otros sin olvidar los que pasaron.
En las manos cetrinas se pintan los colores aún desde el fondo último de las cosas, para escalar tu tejado y desde allí soltar la plegaria y no sentir la espera exacta de la huida.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Traspaso

Sigo aquí.
 Luchando contra molinos de viento y por no hacerme más pequeña en espacios tan inmensos. Resisto blandiendo el hueso y curándome las heridas, sola, en medio de un desierto sin oídos ni ojos, ciego y sordo.
Y yo, agitando las manos, los labios, la garganta de gritos inservibles, como un grito rodado que va perdiendo fuerza, ya incomprensible que brilla desgastado de tanto batallarlo.
¡Y tú no me ves! No sabes leer en mis labios ni tus ojos me mandan miradas con todas las órdenes del cielo, pasas por mi lado y me traspasas como si entraras por la puerta de mis ojos,  una puerta abierta hacia lugares donde solo soy un mero espectador. He sentido el aire con una corriente de puertas abiertas en alguna parte, una voz desde lo más lejano, voz  de otros tiempos y aun así he despertado de mi letargo agarrándome a lo cierto, centro mi mirada larga y … en un estado gaseoso …
¡No me digas que fue un sueño!
 Los sueños siempre dejan algo que permiten seguir siendo.