A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 27 de abril de 2014

Esperanza_ Dedicado a mi gran y buen amigo JULIO

Sé que a veces aunque me demore adormilada entre las susurrantes hojas de Mayo, aunque mis ojos a veces echen fuego y el agua de la lluvia chorree por mi pelo, sé que no está todo perdido.
Y es esa fuerza que en medio de la oscuridad más grande nos hace ver las estrellas.
Es algo grande como ese corazón tuyo que se inclina reverente ante la vida y es entonces y por eso, que yo me pongo el verde manto que arrojas a los pies de tus amigos y me siento sobre la hierba y las flores que asienta la extensión de esa llegada "La Esperanza".

Desde aquí te hablo con el ligero aire que recorre la marisma , sumando a mi voz y ondulando en mi pecho, ese cariño inmenso y esa estima como ondulan del trigo sus espigas.