A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 31 de mayo de 2007

Corazón Roto.


Te lo entrego mi amor, deteriorado

cada herida hay, que no la veas.

Oquedades de vientos y mareas,

Dolores, traiciones y pecado.


Un zanja inmensa en el teclado

Espantos, entresijos, alambreras,

Marcha prófuga en las veredas,

Topetazo de quiróptero cegado.


Mi corazón te lo entrego enrojecido

de lágrima, de sangre, de gemido…

Ya no es un corazón, es una escoria.


A lo amplio y a lo vasto de este soneto

ya no queda migaja de tu apresto…

Valerosa tela que labró tu historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.