A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 31 de agosto de 2007

Lo que Nunca Podré...


Así te quiero aunque no lo entiendas,

aunque ninguno de los dos

pueda entenderlo,

en este alternado sueño

que nos ha separado

pero que desde el inicio

nos fundió en un mismo vuelo.

Porque mis tardes

se revisten de los susurros

que brotan de tus manos

cuando el cielo comienza a teñirse de ámbar,

porque has sido

la próxima palabra

la esperanza

el beso inmaculado de mi beso

y ese torrente

que no aguantaría nuestra piel;

así sin más

porque la distancia

la no cercanía

y nuestras ausencias

son contrarias a la espesura material

del día a día.

Porque soy

lo que no podría ser

levantada en tu mirada;

porque puedo ahora

en este instante

ser abrazo ardiente

beso

desenfreno

llanto y sexo

sin más.

Sin dejar rastro ni evidencia

sin lugar al qué dirán

por nuestra nostalgia.

Soy lo que nunca podré

y sin dañarte

a tu lado, soy como la

implacable aurora

cada vez que abras tu mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.