A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 28 de septiembre de 2007

Tú y Yo.


Cuando apareces en mí

erguido, alto inmutable

como roca,

flores derramo en mis manos

perlas derramo en mi boca.

la luna brilla en la era

en los montes llora el viento

y entre las matas de hinojos,

lágrimas de rocío tiemblan.

Que van salpicando

al río

y entre sus aguas

se mezclan,

cuando llegan a mis pies

se transforman en poemas.

Tu cariño con el mío

se dibujan en el cielo

pintando sobre las nubes,

corazones de algodones.

Guarda el cielo

un trocito de mi risa,

para el tiempo tu mirada

iluminan las estrellas las caricias

y se ha escondido la luna

para que tú me amaras.

Mi cuerpo levanta al alba

gemidos de voces blancas

y un ramo de rosas rojas

ruborizaron mi cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.