A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 17 de febrero de 2008

Cartas de papelera.


Querido Tú:

He intentado esta noche escribirte varias cartas de amor, pero fueron en reguera directa a la papelera, no supe expresar lo que quise confesar, pero si puedo decirte como me sentí cuando amanecí.

Amanecieron mis ojos lloviendo

en mi aguacero, tu imagen reflejada

y entre mis labios las huellas

que dejaron tus besos.

Luego como puñales

sentí en mi oído las palabras

que tus labios dijeron,

y una lluvia incesante,

anegaba mi cuerpo,

tomé café y seguía el aguacero

esquivando los reclamos de tu sombra,

amanecí huida, descompuesta,

las cuartillas huían despavoridas de mi mesa,

y en un instante, desenchufé mi llanto,

desconecté el teléfono,

y esperé a que tus fotos me hablaran

o al menos que tus labios mojaran mi cintura,

con restos de tu aliento

y pude sentir tus manos en mi cuello

y tus besos subiendo a lo más dentro

retomando las formas del silencio

bajé el volumen de tu grito entre la niebla,

me senté, y vencida pensé

que había perdido la guerra.

Si de amores así valen despedidas,

ya ves también yo me despido,

y empezaré a recorrer el laberinto

el laberinto resbaladizo hacía el olvido,

estoy tan carcomida,

que ya no sé donde se acaba un roto

y empieza otro,

no sé si vienes o vas

si te quedas o te vas…

pero aunque me embargue la pena

ya se hizo tarde para plantar azucenas

en los surcos de las venas,

y solo voy a mirarte justo lo preciso

para no olvidarte,

porque los amores imposibles,

hacen ruido estrepitosamente

y porque he hecho de mí una indescriptible

descreída, déjame decirte,

que sin ti no soy,

estoy ausente…

No sé si fue así una de las cartas que volvió de la papelera, o quizás por el hecho de saberla jamás leída por ti, la que al final, supo expresar. Siempre hay un amanecer,

Amanecí…

2 comentarios:

  1. preciosa carta, preciosas lineas, precioso sobre...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Huellas.