A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

viernes, 6 de junio de 2008

La Mentira.

Me asusta la mentira.

Tu verdad, me asusta. Y callas...

Y callo.... un dolor que no conoces.

Con dos trozos de tu recuerdo

hago un surco para enterrarte entero.

De llanto, barro y olvido estas hecho,

frágil sudario de amor.

Me gusta ser papel arrugado en tu memoria...

tan frío, pero tan inmaculado y tan desierto ya.

Llegó la hora, te quedaste perdido

en el reflejo de mis ojos,

no supiste encontrarme,

me diluyo en tu sonrisa y no puedo,

no quiero resucitar,

“no tengo nada que explicar”… ¿recuerdas?

Y me adentré en el vacío,

saliendo de tu mente,

mientras el ídolo irreverente caía,

destrozando sus entrañas

en el frío suelo,

ya tú no haces sonar las olas,

y tu vida se esconde,

entre los adoquines de la acera…

Adios... muy buenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.