A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

domingo, 30 de octubre de 2011

Porque Sí.


Muchas palabras se pierden en las fauces del orgullo sin poderlas pronunciar.

Yo no entiendo de esas cosas, yo digo lo que siento, y lo puedo demostrar, no suelo perder mi tiempo, por orgullo no me pierdo “na de na” y no me paro siquiera a quien le pueda gustar.

En mis labios quedó la poesía y en mis ojos la claridad me guía, mi interior rompe en mí como un aguacero, con una fuerza imposible de parar, buscándome la menor falla me grita y un resonar de martillos me pone en alerta el alma.

No soy una rosa, solo soy un desastre transparente, no soy un pedazo de pan, pero soy luchadora y sincera como la que más…

Amiga de mis amigos a los que mi corazón ofrezco, no halago por halagar, si lo hago es de verdad, no tengo rey ni corona, mis principios son mis normas, pero eso si, soy leal, no doro la píldora a nadie, pero si consigues mi cariño, ya lo tienes para siempre…

Y si me enamoro hierve la sangre del mundo y desboco el corazón y las pasiones afloran, como flores en su tallo, tal cual, así de natural…

Y cuando quiero no me quedo con la gana de gritar, grito si me hacen tropezar…

Y si te quiero… seguro te voy a besar… que no me pienso “privá”_ que va_ que va_

Si me río…

Arrastro ríos de colores en un desierto monocromo.

Y si canto, vuela libre mi voz cruzando el mundo veloz, aunque sea sin alas y sin voz, abro mi corazón…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Huellas.