A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 18 de octubre de 2012

Cerrado por Derribo


En España huele a cerrado por derribo, demasiado improvisado que ha perdido el norte y los estribos, el polvo ya es fango y necesitamos un aire, una lluvia que barra o un fuego que arrase lo insano que nos está infectando.
Necesitamos un redoble que despierte la sangre, salir de este marasmo, desalojar el fósil que yace en las tinieblas,  derrumbar los muros tan antiguos como el tiempo, jubilar a tanta gente tan vieja en sus ideas que no deja crecer las hojas nuevas.
Necesitamos un rumor de sirenas, un revuelo de pájaros, un verdor de esperanza  Un arrebato, arrojar por la borda tanto fragmento que no da de comer a la marea, aunque  si a unos cuantos, que están en las herrumbrosas anclas del pasado, las piedras de los muros de los Pazos, la arcilla disecada … para que los insectos de la herrumbre, nos permitan tejer sin telarañas, y esculpir la vida verdadera sin perder la dignidad y no renunciar al entusiasmo.
Necesitamos hallar la mejor forma y si no la hallamos, de cualquier forma, para que palpiten las velas desplegadas de este barco que han hundido y es el nuestro, un barco, un terreno, nunca un banco…
Hay que luchar, arriesgar  para dar paso al hallazgo y no dejar las ganas de vivir por las aceras como en una tragedia griega, “nunca mejor dicho” hay que vencer la sin razón sin ningún trato, si no queremos que nos coma la carcoma, mejor es que hierva el corazón en su salmuera, siempre  de pie nunca de rodillas, no sea, que la necesidad y los recortes nos lleven a la dictadura, esa que llega para reformar la democracia y luego se instala  como un trajinante otros cuarenta años. Y eso, nunca, eso hay que remediarlo.

1 comentario:

  1. Con tu permiso KArola...voy a publicar este tu post en mi facebook...Si prefieres que no lo haga mandame un correo y lo retirare...Me parece un texto duro , sincero y sobre todo lleno de fuerza y esperanza...y eso es lo que hace falta ahora...Gracias...un beso

    ResponderEliminar

Huellas.