A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

jueves, 7 de febrero de 2008

Te duelen mis Ojos...

Mi mirada va colgada

de tus labios,

y mis besos derramados en la orografía

de tu cuerpo,

callado galopa mi corazón

por la llanura de tus manos,

recipientes vacíos de caricias…

Te duelen mis ojos,

no quieres verlos,

sabes que mis pupilas son

el pálpito inmenso

de tus párpados,

y el deseo que te quema

en las yemas de los dedos,

no es más que el calor

de mi aliento al sorberlo…

que te quema la razón

y el pensamiento.

2 comentarios:

  1. Niña, pero si este escrito te ha salido genial! Sin palabras... Muy bueno, eh.

    ResponderEliminar

Huellas.