A Menudo


Sueño y Vuelo, aunque me caiga luego,

martes, 8 de septiembre de 2009

Entre las Cuerdas de una Guitarra


El sabía que ella nunca lo amaría- era su mejor amiga-



Por eso esclavo del silencio, su corazón, cada día se moría un trocito más por ella…


Nunca se lo dijo en palabras, pero su mirada, era un triste lamento derramado como una melodía triste se derrama de una guitarra cuando alguien la rasga…


Nunca supo de su agonía, pero él, su amigo la quiso siempre, la quería…


Y un día él se marchó, aprobó una oposición que pidió a propósito y se trasladó, y antes de irse le escribió, sin dirección, le declaró los sentimientos más profundos que le guardaba en su corazón…


Y a ella la ausencia y el dolor de su amigo, también le han partido el corazón…


“Te has ido, no me dio para más, y no pude retenerte, y un cariño aún más grande, dejaste entre mis manos, como la melodía de esa guitarra que en la noche, llora rasgada”.


Te fuiste un día sin cerciorarte…

Quizá algún día en algún lugar en la noche estrellada entre las notas de una guitarra o en el callejón de la luna donde me pensabas, pueda encontrarte…

1 comentario:

  1. El lamento de un corazón hecho melodía... ocurre tantas veces, marca tantas vidas...

    Besos de guitarra.

    ResponderEliminar

Huellas.